La marihuana o la Cannabis sativa es una planta con propiedades psicoactivas y es una de las drogas ilegales más consumida en el mundo, y en México se duplicó su consumo entre 2002 y 2011, estando en un 0.6% a 1.25% de personas consumidoras de cannabis. Por otro lado cabe destacar que el 55.7% de las personas que han fumado Cannabis una vez en su vida, lo hicieron antes de los 17 años. Esto a generado preocupación e interés en el sector salud, por el aumento progresivo del consumo de esta sustancia en los adolescentes y adultos jóvenes.

Se tiene la creencia que el consumo de la cannabis no genera ningún daño físico o mental, sin embargo, esto es un mito propagado por los mismos consumidores, porque hay distintos estudios que han mostrado que consumir tiene impacto significativo en el organismo, veamos algunos ejemplos:

  • Menor rendimiento de expresión verbal.
  • Menor rendimiento en habilidades matemáticas.
  • Pérdida de memoria de corto y largo plazo.
  • Pérdida de funciones de atención.
  • Disminución en el tamaño de las neuronas.
  • Irritación en las vías respiratorias (tráquea, bronquios, pulmones y otros tejidos pulmonares).
  • Mayor propensión a desarrollar cáncer.
  • Mayor propensión a desarrollar enfisema pulmonar.

Algunos de los efectos adversos del consumo de la marihuana repercuten en las áreas de vida del consumidor, como pueden ser,  familiares, sociales, laborales e intrapersonales. Como por ejemplo:

  • Pobre control de las emociones.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Deserción escolar.
  • Falta de capacidad para tomar decisiones.
  • Exposición a conductas de riesgo.
  • Dependencia económica a familiares.
  • Malas relaciones interpersonales.
  • Pérdida de apoyo de familia, pareja y/o amigos.
  • Insatisfacción individual.

Al conocer los efectos y consecuencias físicas, emocionales y psicosociales que produce la marihuana podemos tener una visión más amplia de lo que esta droga ocasiona en nuestro cuerpo y en nuestra vida en general.

La marihuana actúa en nuestro cerebro como el resto de las drogas, proporcionando placer, y por ende se busca repetir la conducta de consumo; por lo tanto, es igual de peligrosa que otras drogas, independientemente del efecto que cause cada una. Es importante saber que si a la persona le agradan los efectos que le produce y de primera instancia no visualiza o es consciente de los efectos negativos, tiene mayor probabilidad de generar dependencia física y/o psicológica a la marihuana, desencadenando, con el tiempo, una adicción.

Por todo lo comentado, la marihuana provoca una serie de cambios en nuestro sistema cerebral y sistema físico, lo cual repercute en nuestro desempeño de la vida diaria y en nuestro control emocional. Por eso es importante tener conocimiento de las consecuencias de esta droga, para prevenir daños en el desarrollo y vida del individuo. Por que el consumo de cualquier droga puede desencadenar serias consecuencias no sólo para el presente, sino para el futuro

PSIC. JESÚS RODRIGUEZ NATAREN

BIBLIOGRAFÍA

Centro de integración Juvenil, A.C. (2018) Lo que hay que saber sobre drogas. Ciudad de México.

Instituto Costarricence Sobre Drogas (S/F) Drogas preguntas más frecuentes. Costarrica, San José

Johnston, L.D., O’Malley, P.M., Backman, J.G. & Schulenberg, J.E. (2005) Demographic subgroup trends for various licit and illicit drugs, 1975-2004.