Durante años, los científicos han estado tratando de desarrollar una versión segura y efectiva de la píldora anticonceptiva para hombres. Un nuevo fármaco podría ser el anticonceptivo que hemos estado buscando.

Esta semana científicos en los Estados Unidos, anunciaron que un fármaco oral experimental llamado 11-beta-MNTDC parece ser seguro y tolerable basándose en los resultados de un ensayo clínico de fase 1 con una muestra de 40 hombres.

“Nuestros resultados sugieren que esta píldora, que combina dos actividades hormonales en una, disminuirá la producción de esperma y preservará la libido.”, explica la bióloga en reproducción masculina, Christina Wang del Instituto de Investigación Biomédica de los Ángeles (LA Biomed).

En este ensayo clínico, Wango y su equipo reclutaron a 40 hombres. Durante 28 días, estos participantes, tomaron una dosis diaria más baja o más alta de el fármaco mientras que los 10 hombres restantes tomaron placebo.

11-beta-MNTDC es una forma modificada de testosterona con características tanto progestacionales (bloqueo de esperma) como androgénicas (equilibrio hormonal).

“Dado que la producción de testosterona se detiene en los testículos, la acción de los andrógenos en el resto del cuerpo mantiene la” masculinidad “en otras partes, apoyando cosas como el cabello de patrón masculino, la voz profunda, el deseo sexual y la función, y la masa corporal magra”, explicó la endocrinóloga Stephanie Page de la Universidad de Washington. Ella presentó los resultados del equipo en la conferencia anual de la Endocrine Society en Nueva Orleans el domingo.

En los primeros resultados de ensayos clínicos sobre el medicamento, se encontró que ese acto de equilibrio podría administrar un medicamento oral seguro mientras que hipotéticamente detiene la producción de esperma.

Los participantes que tomaron 11-beta-MNTDC no mostraron eventos adversos graves ni preocupaciones clínicas significativas, pero mostraron niveles significativamente reducidos de dos hormonas llamadas LH y FSH que son necesarias para la producción de esperma.

Dicho esto, este experimento de 28 días probó la seguridad del 11-beta-MNTDC, en lugar de los efectos anticonceptivos, pero los primeros resultados son positivos, lo que sugiere que las investigaciones futuras también podrían serlo.

Antes de llegar a ese punto, es importante mostrar que es seguro tomar el medicamento. Algunos de los participantes informaron fatiga, dolores de cabeza y acné durante el experimento.

En cuanto a los efectos sexuales, cinco hombres dijeron que sentían cambios leves en la libido y dos experimentaron una disfunción eréctil leve. No obstante, para un medicamento basado en hormonas, que tiende a tener inevitablemente cierto nivel de efectos secundarios, los investigadores clasifican estos efectos como leves.

A pesar de los buenos resultados, los investigadores dicen que pasará un tiempo antes de que un medicamento como el 11-beta-MNTDC esté disponible en el mercado.

Fuente