1. La parte lógica de tu cuerpo deja de funcionar

Las personas tienden a sentirse desinhibidas durante el sexo, esto se debe en gran parte a que la parte lógica del cerebro se desactiva durante el sexo.

La corteza orbitofrontal lateral es responsable de la razón, la toma de decisiones y los juicios de valor. La desactivación de esta parte del cerebro no solo está relacionada con el sexo, sino que también se asocia con la disminución del miedo y la ansiedad. Esto tiene sentido, nadie puede manejar el sexo en torno al miedo y la ansiedad.

  1. Múltiples regiones cerebrales remotas están involucradas cuando tienes un orgasmo

El hipotálamo ayuda a integrar información sobre el tacto, el movimiento y cualquier recuerdo o fantasía sexual que alguien pueda tener para ayudarle a alcanzar un orgasmo. Mientras tanto, el hipotálamo está ocupado produciendo oxitocina y puede ayudar a coordinar la activación. Las áreas motoras también están involucradas porque el cuerpo esta en movimiento durante el acto.

  1. El cerebro libera dopamina

La dopamina es la hormona responsable del placer, el deseo y la motivación y es liberada durante el sexo. Aunque la dopamina es conocida por su capacidad para generar placer, investigaciones han demostrado que la dopamina es más que eso. La dopamina también es una sustancia de aprendizaje sobre nuestros impulsos, nos notifica cuando tenemos una recompensa como comida y sexo y nos ayuda a encontrar una manera de encontrar más de ello.

  1. La oxitocina es liberada durante el orgasmo y también cuando se amamanta

La oxitocina es liberada por la glándula pituitaria en el hipotálamo. Esta hormona es responsable de hacernos sentir cercanas hacia las otras personas.

La oxitocina es también conocida como la hormona del amor y también es liberada cuando amamantamos. Esto promueve la relación entre la madre y el bebé.

La prolactina también es liberada durante el sexo y es responsable de la producción de leche durante el embarazo.

Ambas hormonas tienen diferentes funciones en nuestro cuerpo y al mismo tiempo son las responsables de cómo llevamos nuestras relaciones sentimentales.

  1. El sexo estimula a nuestro cerebro de la misma manera que lo hacen algunas drogas o nuestros hobbies favoritos

El cerebro no diferencia mucho entre sexo y otras actividades de placer. Las partes del cerebro que nos hacen sentir bien cuando realizamos las actividades que nos gustan son las mismas que se activan durante el sexo.

  1. Durante el sexo, el cerebro libera sustancias que nos hacen menos sensibles al dolor

¿Has notado que tu cuerpo es menos sensible al dolor cuando estás teniendo sexo? Cuando la glándula pituitaria se activa, libera endorfinas, oxitocina y vasopresina para promover la reducción del dolor. Esta puede ser la razón por la que muchas personas disfrutan que les jalen el cabello o les golpeen durante el sexo.

  1. El orgasmo y el dolor activan algunas de las mismas partes del cerebro

Aunque todavía no hemos logrado entender la relación entre el dolor y el orgasmo, algunas investigaciones muestran que, en algunas personas, la estimulación vaginal reduce el dolor en otras partes del

  1. Después de un orgasmo, el cerebro libera hormonas que nos hacen sentir más felices y que nos dan sueño

Tanto en hombres como en mujeres, el orgasmo activa al sistema nervioso parasimpático para comenzar a calmar el cuerpo. La corteza prefrontal, que se activó previamente hasta el orgasmo, también se regula. El cerebro también libera serotonina después de un orgasmo. Esta hormona es conocida por promover el buen humor y la relajación.

  1. Las mujeres tienden a seguir liberando oxitocina aún después de haber llegado al orgasmo

En mujeres, la oxitocina tiende a seguir liberándose aún después del orgasmo. Esto explica porque algunas mujeres disfrutan la compañía de sus parejas después de haber tenido relaciones sexuales.

  1. En personas incapaces de sentir estimulación genital, el cerebro les permite alcanzar un orgasmo a través de otros métodos

El placer sexual no esta solamente relacionado con la estimulación de los genitales. En algunos casos, el cerebro crea otros pasos para lograr placer.

En aquellas personas en las que sus genitales fueron removidos, o en aquellos que se encuentran paralizados, el cerebro les permite llegar a un orgasmo mediante la estimulación de otras partes del cuerpo como su brazo las orejas.

  1. El orgasmo es nuestra manera de reproducirnos.

Aunque los científicos no están seguros del por qué tenemos orgasmos, sospechan que se puede tratar de una recompensa por tener sexo. De esta manera nos podemos seguir sintiendo motivados a reproducirnos.

  1. Tener orgasmos es bueno para la salud de tu cerebro.

Hablando evolutivamente, ya que esta actividad aumenta el flujo de sangre a través del cerebro, puede haberse desarrollado en parte para mantener la salud del cerebro también. La investigación sugiere que el orgasmo femenino puede haber jugado un papel en estimular la ovulación, aunque ahora la ovulación ocurre de forma espontánea y no depende de la actividad sexual.

Fuente