A veces podemos confundir una intolerancia a algún alimento con una alergia al mismo. Muchas personas confunden este concepto con el otro. Sin embargo, es muy importante reconocer la diferencia.

Una intolerancia o sensibilidad a los alimentos, ocurre cuando una persona tiene dificultad para digerir un alimento en particular. Esto puede conducir a síntomas como gases intestinales, dolor abdominal o diarrea.

La intolerancia alimenticia implica al sistema digestivo. Las alergias alimenticias involucran al sistema inmunológico.

Si tienes alergia alimenticia, incluso una cantidad microscópica de alimentos tiene el potencial de provocar una reacción grave y una condición potencialmente mortal conocida como anafilaxia.

Las reacciones anafilácticas más comunes son a los alimentos, insectos, medicamentos y látex. Si eres alérgico a una sustancia, tu sistema inmune reacciona de forma exagerada al alergeno al liberar sustancias químicas que causan síntomas desagradables. Por lo general, estos síntomas ocurren en una ubicación del cuerpo. Sin embargo, algunas personas son susceptibles a una reacción anafiláctica más grave. Este tipo de reacción por lo general afecta a más de una parte del cuerpo al mismo tiempo.

La anafilaxis requiere tratamiento médico inmediato, que incluye una inyección de epinefrina y una visita urgente a la sala de emergencia del hospital. Si no se trata adecuadamente, la anafilaxis puede llegar a ser mortal.

¿Sabías que la mitad de los adultos creen que tienen alergia a los alimentos cuando no la tienen?

La intolerancia a los alimentos y las alergias pueden compartir algunos síntomas gastrointestinales. Si crees que puedes tener una reacción alérgica a algún alimento, comunícate inmediatamente con un médico.

 

¿Sabías que en DocHealth contamos con asistencia médica gratuita las 24 horas, los 365 días del año? Descarga la app.