Por lo general, queda mucho “recalentado” después de la cena de Navidad, a menudo lo suficiente para comer por días. Sin embargo, es importante reconocer que algunas comidas se descomponen más rápido que otras. Si no quieres pasar la fiesta de año nuevo con una intoxicación alimenticia, es necesario que sigas estos simples consejos sobre lo que puedes seguir comiendo del recalentado y por cuánto tiempo.

Pavo

La Agencia de Normas Alimenticias del Reino Unido, recomienda que el pavo cocido se coma o se congele dentro de los dos días posteriores a su cocción. Tan pronto como la carne se haya enfriado, lo mejor es cubrirla y ponerla en el refrigerador. Cortarla, puede ayudar a que se enfríe rápidamente.

No recalientes la carne más de una vez ya que esto puede crear la oportunidad para que haya crecimiento de bacterias y producción de toxinas. Aunque calentar la carne puede matar las bacterias, esto no destruirá las toxinas y tu salud puede estar en riesgo.

Encurtidos y conservas

Los encurtidos y las conservas son uno de los alimentos preferidos durante estas épocas. Se preparan con vinagre o se les añade sal o azúcar, lo cual reduce la actividad oxidativa del agua. La acidez daña las bacterias y el agua reducida las deshidrata inhibiendo su crecimiento.

Las salmueras y las conservas se mantienen mejor cuando están selladas. Se recomienda guardarlas en el refrigerador una vez abiertas. Asegúrate de verificar la fecha de caducidad en la etiqueta.

Queso

Aunque el queso se puede conservar durante mucho tiempo, este debe envolverse y almacenarse para evitar que crezca moho. Aunque los expertos en seguridad alimenticia sugieren que es seguro cortar el moho que haya crecido en el queso, esto no es lo mismo que se recomienda a los productores de alimentos. Lo mejor es eliminar cualquier queso descolorido junto con su molde y al menos 1-2 cm de queso que rodea el área con moho. Esto solo aplica para el queso duro.

Los quesos blandos deben desecharse si están mohosos. No comas este tipo de queso después de su fecha de caducidad.

Vino

Dejar el vino abierto no es un problema para la salud ya que el alcohol es un conservante. Esto tiene que ver más con su calidad y su sabor. Dejar abierto el vino significa que el oxígeno en el aire reaccionará con los químicos del vino, incluidos los polifenoles, lo que dará lugar a una pérdida de color y sus sabores afrutados.

Los vinos blancos y rosados sin barrica pueden guardarse en el refrigerador hasta por una semana. El vino tinto y los vinos blancos de barrica tienden a oxidarse más rápido y solo se pueden beber de tres a cinco días después de su apertura, solo si se mantienen en un lugar fresco y oscuro.

Los vinos espumosos pierden su efervescencia después de uno o dos días pero los vinos fortificados como el oporto y el jerez, pueden tomarse hasta cuatro semanas después de abiertos si se almacenan en un lugar fresco.

Salmón Ahumado

El salmón ahumado debe mantenerse en el refrigerador y consumirse dentro de los tres días posteriores a su apertura. Para evitar que este se seque, guárdalo en su empaque original y envuélvelo alrededor de la película o ponlo en una bolsa de plástico sellada. El salmón ahumado también se puede guardar en el congelador hasta por tres meses en su empaque original.

Jamón Cocido

El jamón se cura con sal, esto dificulta el crecimiento de las bacterias. Cuando esto se combina con las cocción, donde el calor elimina las bacterias restantes, la vida útil del jamón aumenta y como resultado, un jamón cocido entero puede almacenarse en el refrigerador hasta por cinco días.

Paté

El paté puede contener listeria, un tipo de bacteria. Dejar el paté fuera del refrigerador aumenta la posibilidad de que las bacterias se multipliquen, por lo que debe mantenerse cubierto en el refrigerador y debe desecharse después de que haya pasado la fecha de caducidad.

La listeria es un problema para los adultos mayores y cualquier persona que este inmuno comprometida. También es un riesgo a la salud para las mujeres embarazadas, ya que puede provocar un aborto, especialmente al principio del embarazo. Por este motivo, se recomienda que las mujeres embarazadas no consuman paté.

Relleno

El relleno debe guardarse en el refrigerador o en un lugar fresco y consumirse dentro de los cuatro días de preparación. Si el relleno incluye carne de salchicha, este debe consumirse dentro de los primeros tres días posterior a su preparación.

No se recomienda colocar el relleno dentro del pavo para recalentarlo ya que puede dificultar que la carne alcance una temperatura lo suficientemente alta como para eliminar todas las bacterias.

Si sigues estos consejos, lograrás minimizar el desperdicio de comida y evitarás intoxicarse. Que tengas unas felices fiestas.

Fuente