Los humanos nos volvemos vulnerables sin células T. Sin embargo, las células T por sí solas no funcionan, necesitan de células dendríticas para marcar cualquier cosa sospechosa y lograr atacar.

En tratamientos para el cáncer como la inmunoterapia, este proceso se manipula para que nuestros propios cuerpos ataquen las células cancerosas.

Por primera vez, un equipo de investigación de la Universidad de Lund, en Suecia, ha desarrollado un proceso para convertir las células de la piel humana en centinelas para el sistema inmune. Esto podría ayudarnos a desarrollar opciones de tratamiento de inmunoterapia más seguras.

Combatir el cáncer con el sistema inmune no es una tarea fácil. A veces, el cáncer puede hacer que las células dendríticas se comporten de manera inusual y no funcionen correctamente. También existe la posibilidad de que el cuerpo rechace el tratamiento por completo.

Al crear las células inmunitarias a partir del cuerpo del paciente, la posibilidad de rechazo al tratamiento se reduce considerablemente. Este proceso, llamado reprogramación directa, se ha publicado recientemente en la revista Science Inmunology y no solo es efectivo, sino también rápido.

“Desde una sección de tejido extraída de la piel, podemos cultivar millones de células y reprogramarlas en células dendríticas en un proceso que solo toma nueve días”, explica Filipe Pereira, líder del equipo de investigación que realizó el estudio.

Las células reprogramadas no solo son capaces de alertar al sistema inmune respecto a las células cancerosas, sino que también pueden ser guiadas por los investigadores para buscar objetivos específicos antes de que se introduzcan al cuerpo.

La inmunoterapia celular es una opción de tratamiento relativamente nueva para combatir el cáncer.

Comprender mejor, las complejidades de cómo funciona nuestro sistema inmune, puede ayudarnos a mantenernos saludables por más tiempo. La investigación realizada por Pereira y su equipo, ayudará a mejorar las opciones de tratamiento y nos ayudará a diseñas, nuevas vías de investigación en inmunoterapia.

Fuente