Todos tenemos un hábito poco común. Sin embargo, la tendencia de este hombre en china le llevó a tener consecuencias graves a su salud.

El caso de Peng, de 37 años es bastante peculiar. Había desarrollado una extraña costumbre de oler sus calcetines desgastados y sucios todos los días después de terminar el trabajo. La extraña predilección de Peng por controlar su propio olor a pie, puede parecer un hábito inofensivo, pero fue todo lo contrario.

Peng vive en la ciudad de Zhangzhou, en la provincia china de Fujian. Terminó internado en el hospital por graves dolores de pecho, sentía presión en el pecho al respirar y también al toser.

Los médicos trataron al paciente por un caso sospechoso de neumonía, pero después de que los síntomas no cesaron, los exámenes adicionales revelaron que Peng había desarrollado una infección micótica grave en los pulmones.

Cuando los médicos entrevistaron a Peng, se dieron cuenta que tenía un ritual de oler sus calcetines diariamente y se dieron cuenta de que su diagnóstico de enfermedad fúngica pulmonar podría haber sido causado por la inhalación de esporas de hongos incrustadas en las fibras húmedas de sus calcetines sucios.

Según informes locales, Peng confesó a los médicos que se había vuelto “adicto” a oler sus calcetines. Aunque es difícil de creer, su extraño hábito era la fuente definitiva de su infección en el pecho. Los médicos concluyeron que este hábito además de sus malos hábitos de sueño, los cuales habían afectado su inmunidad eran los verdaderos causantes del problema de Peng.

Ahora que Peng fue hospitalizado y su enfermedad fue tratada, se espera que no siga con su extraño hábito.

Después de que esta noticia se hiciera viral en redes sociales, quedó claro que Peng no era la única persona que sufría de esta adicción.

Fuente