Dejar de fumar puede ser un reto prácticamente imposible para aquellos que lo están intentando. Cuando tengas ganas de fumar un cigarro, recuerda que aunque tus ganas pueden ser muy intensas, probablemente desaparecerán en cuestión de 5 a 10 minutos. Cada vez que te resistes al deseo de consumir tabaco, estás a un paso más cerca de dejar de consumir tabaco por siempre.

A continuación te compartimos 10 maneras de ayudarte a resistir tus ganas de fumar.

1. Prueba con la terapia de reemplazo de nicotina

Pregúntale a tu médico sobre la terapia de reemplazo de nicotina. Estas son algunas de las opciones:

  • Nicotina con receta médica en aerosol nasal o inhalador
  • Parches, goma de mascar o pastillas para chupar de nicotina de venta libre
  • Medicamentos sin nicotina para dejar de fumar de venta con receta médica, como el bupropión (Zyban) y la vareniclina (Chantix)

Las terapias de reemplazo de nicotina de acción corta, como la goma de mascar, las pastillas para chupar, los aerosoles nasales o los inhaladores con nicotina, pueden ayudarte a superar los deseos intensos de fumar. Por lo general, es seguro usar estas terapias de acción corta junto con los parches de nicotina de acción prolongada o con alguno de los medicamentos sin nicotina.

Recientemente, se ha puesto mucha atención en los cigarrillos electrónicos, ya que son una alternativa a fumar los cigarrillos tradicionales. No obstante, se necesitan más estudios para determinar la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar y la seguridad a largo plazo de estos dispositivos.

2. Evita los factores desencadenantes

Es posible que las ganas de fumar sean mayores cuando se está en fiestas o bares, cuando hay estrés de por medio o con un café. Identifica aquellas situaciones desencadenantes y realiza un plan para evitarlas.

No te condenes a la recaída. Si solías fumar mientras hablabas por teléfono, por ejemplo, ten un bolígrafo y un papel cerca para ocuparte de hacer garabatos en vez de fumar.

3. Espera

Si sientes que estás por rendirte ante el deseo de consumir tabaco, puedes repetirte a ti mismo que primero debes esperar 10 minutos más, y, después, haz algo para distraerte durante este tiempo. Trata de ir a una zona pública libre de humo. Estos simples trucos pueden ser suficientes para evitar el deseo de consumir tabaco.

4. Mastica

Mantén la boca ocupada para combatir el antojo de fumar. Mastica goma de mascar sin azúcar, chupa caramelos duros o come zanahoria cruda, apio, nueces o semillas de girasol: algo crocante y que satisfaga.

5. No fumes «uno solo»

Es posible que quieras fumar solo un cigarrillo para satisfacer tu deseo de fumar. Pero no te engañes y creas que puedes detenerte allí. La mayoría de las veces, el hecho de fumar un cigarrillo te lleva a fumar un segundo cigarrillo, y podrías terminar consumiendo tabaco nuevamente.

6. Haz actividad física

La actividad física puede ayudar a distraerte del deseo de consumir tabaco o reducir la intensidad del deseo. Incluso las sesiones breves de actividad física —como subir o bajar corriendo las escaleras un par de veces— pueden hacer desaparecer los deseos de consumir tabaco. Sal a caminar o a trotar.

Si estás encerrado en tu casa o en la oficina, trata de hacer sentadillas, flexiones profundas con las rodillas, flexiones de brazos, correr en el lugar o subir y bajar las escaleras. Si no te gusta hacer actividad física, prueba realizar otras actividades. O haz los quehaceres domésticos a modo de distracción, como pasar la aspiradora o hacer trámites.

7. Practica técnicas de relajación

Fumar puede haber sido tu forma de lidiar con el estrés. Resistir el deseo de consumir tabaco puede ser en sí mismo algo estresante. Alivia el estrés practicando técnicas de relajación, como ejercicios de respiración profunda, relajación muscular, yoga, visualización, masajes o escuchar música relajante.

8. Pide refuerzos

Si te está costando resistir las ansias de consumir tabaco, habla con un familiar, un amigo o un miembro de tu grupo de apoyo. Habla por teléfono, sal a dar una caminata, comparte algunas bromas o reúnete para buscar consuelo.

9. Usa internet para obtener apoyo

Únete a un programa en línea para dejar de fumar. O lee el blog de alguna persona que abandonó el tabaco y publica pensamientos alentadores para otras persona que podría estar luchando contra el deseo de consumir tabaco. Aprende de cómo otras personas han controlado el deseo de consumir tabaco.

10. Ten en mente los beneficios

Escribe o di en voz alta cuáles son las razones por las que quieres dejar de fumar y resistir el ansia por el tabaco. Pueden incluir:

  • Sentirte mejor
  • Ser más sano
  • Evitar exponer a tus seres queridos al humo de segunda mano
  • Ahorrar dinero

Recuerda que intentar algo para evitar el impulso de fumar siempre es mejor que no hacer nada. Y cada vez que resistas el impulso de fumar te acercarás más a dejar completamente el tabaco.

¡Ánimo! ¡Tu puedes!

Fuente