Cada vez más, las personas combinan medicamentos con la finalidad de tratar distintas enfermedades. Esto puede llevar a interacciones y efectos secundarios no deseados.

Los medicamentos no solo interactúan entre sí, sino que además interactúan con lo que comemos y tomamos, en especial con los populares remedios herbolarios.

Estas son algunas de las interacciones más importantes que debes tomar en cuenta.

  1. Estatinas y Jugo de Toronja

Las estatinas por lo general son prescritas por los médicos para prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las estatinas ayudan a manejar el colesterol, pero tienen peligrosas interacciones con otros medicamentos y alimentos.

Una de las interacciones más importantes que debemos tomar en cuenta es su relación con el jugo de toronja.

Las personas con colesterol por lo general hacen cambios en su dieta. Esto implica un aumento en su consumo de frutas y verduras. Aunque esto es bueno para la salud, el jugo de toronja en específico, puede retardar la descomposición de las estatinas en el cuerpo, lo que aumenta su presencia en la sangre y provoca más efectos secundarios.

  1. Warfarina y verduras de hoja verde

La Warfarina es un medicamento que se usa para prevenir y tratar coágulos de sangre. Las personas que toman Warfarina deben someterse a exámenes de sangre recurrentemente para asegurarse de que están tomando la dosis necesaria para mejorar su condición en particular.

La vitamina K tiene interacciones con este medicamento. Los suplementos y los alimentos que contienen vitamina K, como los vegetales de hoja verde y el té verde, pueden reducir el efecto de la Warfarina al acelerar su eliminación del cuerpo, lo que significa que los que la toman, pueden sufrir graves consecuencias, incluido un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares profundos.

  1. Antidepresivos e Ibuprofeno

El consumo de los antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), junto con analgésicos inflamatorios como el ibuprofeno, puede aumentar el riesgo de sangrado uterino.

Esto generalmente se asocia con el estómago y los síntomas que pueden incluir: heces oscuras, calambres estomacales, cansancio, vómitos y mareos.

Este efecto secundario se puede evitar tomando omeprazol para proteger el estómago. Es importante tomar en cuenta que los medicamentos que protegen el estómago también pueden interactuar con los antidepresivos por lo que es importante siempre consultar esto con tu médico.

  1. Metronidazol y Alcohol

El metronidazol es un antibiótico comúnmente recetado, especialmente para infecciones dentales. Aunque se cree que el alcohol no afecta el efecto de los antibióticos, en particular con el metronidazol si existe interacción.

Beber alcohol mientras se está en un tratamiento con metronidazol, puede provocar náuseas y vómitos intensos. No solo se debe evitar el consumo de alcohol mientras se toma metronidazol, sino que nos debemos esperar por lo menos dos días después de que su curso haya terminado. Esto es para asegurarnos que la droga haya sido eliminada por completo de nuestro cuerpo.

  1. La hierba de San Juan y la píldora anticonceptiva

La hierba de San Juan es un remedio herbolario popular usado por lo general para tratar los síntomas de la depresión leve. Algunas personas asumen que este remedio herbolario es inofensivo, pero no saben que la hierba de San Juan acelera la descomposición de otras sustancias. Al aumentar la descomposición de otros medicamentos, estos se pueden volver menos efectos.

La hierba de San Juan disminuye la efectividad de las píldoras anticonceptivas, lo que aumenta la posibilidad de que la persona que las toma salga embarazada.

  1. Suplementos de calcio y otros medicamentos

A medida que envejecemos, nuestros huesos se debilitan, por lo que a muchas personas se les prescriben suplementos de calcio y vitamina D para fortalecer sus huesos y prevenir fracturas.

Si bien, estos productos benefician a muchos, es importante entender que pueden afectar la forma en que el cuerpo absorbe otros medicamentos. Esto incluye medicamentos para prevenir la malaria, ciertos antibióticos y los que se usan para tratar una tiroides poco activa.

Para la mayoría de los medicamentos, esta interacción se puede superar dejando de tomar el producto de calcio o el otro medicamento.

Es muy importante que si esta tomando alguno de los medicamentos mencionados en este artículo, no deje de tomar ninguno de ellos hasta que haya consultado con su médico.

Fuente