Décadas de investigación y no se han encontrado ninguna evidencia sustancial de que las vitaminas y los suplementos hagan algún bien significativo. De hecho, estudios recientes han descubierto que ciertas vitaminas pueden ser perjudiciales para la salud.

Varios estudios han relacionado el consumo de vitaminas sintéticas con un aumento en ciertos tipos de cáncer, mientras que otros se han relacionado con un aumento en el riesgo de cálculos renales.

Un gran estudio, publicado este miércoles, sugiere que, a pesar de este creciente conocimiento, las personas siguen consumiendo vitaminas y suplementos alimenticios.

Esto es lo que debes saber acerca de los suplementos vitamínicos más comunes en el mercado.

MULTIVITAMINAS: Omítelas, puedes obtener todas las vitaminas que necesitas con una dieta balanceada.

Antes se creía que los multivitamínicos eran críticos para la salud en general: “Vitamina C para estimular tu sistema inmunológico, Vitamina A para proteger la visión, Vitamina B para tener más energía.”

En realidad, ya obtenemos estas vitaminas de los alimentos que consumimos y además existen estudios que sugieren que consumir vitaminas en exceso es dañino para la salud.

Un estudio realizado en 2011, con cerca de 39,000 mujeres mayores de 25 años, encontró que las mujeres que tomaron vitaminas a largo plazo tenían un mayor riesgo general a morir antes que aquellas que no lo hicieron.

VITAMINA D: Te ayuda a mantener tus huesos fuertes y es difícil de obtener a través de los alimentos.

¿Sabías que la Vitamina D, no está presente en la mayoría de los alimentos que comemos, pero es un ingrediente crítico que mantiene nuestros huesos fuertes al ayudarnos a absorber el calcio?

La luz del sol le ayuda a nuestros cuerpos a producir esta vitamina, sin embargo, puede ser difícil de obtener durante el invierno. Algunas revisiones de estudios recientes han encontrado que las personas que tomaron suplementos de Vitamina D diariamente vivieron por más tiempo en comparación con las que no lo hicieron.

ANTIOXIDANTES: No los consumas. El exceso de antioxidantes se ha relacionado con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer. Mejor disfruta de una porción de frutos rojos.

Las vitaminas A, C y E, son antioxidantes que se encuentran en forma abundante en muchas frutas, especialmente bayas y verduras. Se dice que los antioxidantes nos protegen contra el cáncer.

Sin embargo, algunos estudios, sugieren que cuando se toman en exceso, los antioxidantes pueden ser muy dañinos para la salud. Un estudio a largo plazo de fumadores varones, encontró que aquellos que tomaban regularmente vitamina A, tenían más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que aquellos que no lo hacían.

VITAMINA C: No la necesitas, mejor consume frutas cítricas.

Muchos estudios han demostrado que la vitamina C hace casi nada para prevenir un resfriado común. Además, las dosis de 2,000 miligramos o más pueden aumentar el riesgo de cálculos renales. Mejor obtén tu vitamina C a través de tu alimentación.

VITAMINA B3: Mejor un salmón o atún a las brasas.

Durante años, la vitamina B3 se promovió como la solución para muchas enfermedades, desde la enfermedad de Alzheimer hasta enfermedades cardíacas. Estudios recientes han encontrado los daños a la salud relacionados con el sobreconsumo de este nutriente.

Un estudio realizado en 2014, con más de 25,000 personas con enfermedades cardíacas, encontró que la prescripción de vitamina B3 para aumentar los niveles de HDL o colesterol “bueno”, no redujo la incidencia de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o muertes.

Además, las personas en el estudio que tomaron los suplementos B3, eran más propensas a desarrollar infecciones, problemas hepáticos y sangrado interno que aquellas que tomaron el placebo.

PROBIÓTICOS:  Todavía no existe suficiente evidencia científica que demuestre un beneficio significativo por su consumo.

Los probióticos (suplementos a base de bacterias que se encuentran naturalmente en el yogurth y otros alimentos fermentados), se han convertido en un gran negocio, con un mercado de aproximadamente 23.1 millones en 2012.

La idea detrás de la comercialización de los probióticos es simple, apoyar a billones de bacterias que florecen en nuestro intestino. Sabemos que la flora intestinal juega un papel crucial en nuestra salud.

Sin embargo, hasta la fecha no existe suficiente evidencia científica que demuestre un beneficio significativo a la salud. Si te gustan los alimentos fermentados, mejor consume un poco más de eso.

ZINC: Es uno de los únicos ingredientes relacionados con la reducción del resfriado.

A diferencia de la vitamina C, donde diversos estudios no han podido encontrar evidencia de que ayude a prevenir o tratar un resfriado común, el zinc sí. El Zinc parece interferir con la replicación de los rinovirus.

En una revisión de 2011, los investigadores encontraron que las personas que habían consumido zinc durante un resfriado tuvieron síntomas menos severos y se recuperaron más pronto.

VITAMINA E: Evítala. Está relacionada con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer. Mejor consúmela en las espinacas.

La vitamina E, se popularizó por su supuesta capacidad de protección contra el cáncer. Sin embargo, un estudio en 2011, con cerca de 36,000 hombres, encontró que el riesgo de cáncer de próstata aumento en los hombres que consumían vitamina E, en comparación con aquellos que tomaban solamente un placebo.

ÁCIDO FÓLICO: Tómalo si estas embarazada, o tienes planes de quedar embarazada.

El ácido fólico es una vitamina B que nuestros cuerpos utilizan para la producción de nuevas células.

Los Institutos de Salud, recomiendan que las mujeres que están embarazadas o tengan planes de quedar embarazadas, tomen 400 microgramos de ácido fólico diariamente porque sus cuerpos exigen más de este nutriente clave cuando el feto está en crecimiento.

Además, varios estudios han relacionado la suplementación con ácido fólico antes y durante el embarazo, con tasas reducidas de defectos del tubo neural, defectos congénitos graves y potencialmente mortales del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal del bebé.

Antes de decidir tomar suplementos alimenticios por tu cuenta, consulta a tu médico. En DocHealth contamos con asistencia médica gratuita las 24 horas los 365 días del año.

Fuente