Cada vez es más difícil controlar la resistencia bacteriana. En general se piensa que el uso excesivo de antibióticos es el culpable, pero al parecer otros medicamentos también pueden estar jugando un papel importante.

Los investigadores de la Universidad de Queensland en Australia, acaban de descubrir que puede ser el caso de la fluoxetina, inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS).

Los investigadores se dedicaron a realizar un estudio para demostrar que no solo los antibióticos están desencadenando el surgimiento de una superbacteria.

“Nuestro estudio anterior informó que el triclosán, un ingrediente común en la pasta de dientes y el lavado de manos, puede inducir directamente la resistencia a los antibióticos”, dijo el ingeniero Jianhua Guo del Centro de Gestión Avanzada del Agua de la Universidad. “También nos preguntamos si otros productos farmacéuticos no antibióticos como la fluoxetina pueden inducir directamente la resistencia a los antibióticos”.

La prueba incluyó la exposición de la bacteria Escherichia coli (o E. coli) a diferentes concentraciones de fluoxetina, en baños de temperatura corporal que se cambiaron diariamente durante 30 días.

Después de esto, las bacterias mutadas se transfirieron a placas de agar que contenían un antibiótico. Los investigadores encontraron que estas bacterias tenían una resistencia mucho mayor a los antibióticos cloranfenicol, amoxicilina y tetraciclina de hasta 50 millones de veces en comparación con el control.

Cuanto más fuerte sea la concentración de fluoxetina, más rápidamente mutará la bacteria con el tiempo.

Además, las bacterias mutantes aisladas con resistencia a uno de esos antibióticos también mostraron múltiples resistencias contra fluoroquinolonas, aminoglucósidos, β-lactámicos, tetraciclina y cloranfenicol.

Según los investigadores, hasta el 11 % de la fluoxetina en la medicación viaja a través del cuerpo sin cambios, y entra al medio ambiente a través del sistema de alcantarillado después de que el paciente lo orina.

“La fluoxetina es una droga muy persistente y bien documentada en un entorno más amplio, donde los niveles ambientales fuertes pueden inducir la resistencia a múltiples medicamentos”, dijo Guo. “Este descubrimiento proporciona una fuerte evidencia de que la fluoxetina causa directamente resistencia a múltiples antibióticos a través de la mutación genética”.

Los descubrimientos en este estudio no significan que todos deben de dejar de tomar el medicamento, sin embargo, es una fuerte señal de que se debe de realizar más investigación al respecto.

Un estudio de 2016 estimó que para 2050, las superbacterias resistentes a los antibióticos matarán a 10 millones de personas por año. Entonces, es de vital importancia que resolvamos esto y tratemos de encontrar una manera de solucionarlo.

Fuente