La próxima vez que pases por seguridad en el aeropuerto, recuerda lavarte las manos después. Según los resultados de un nuevo estudio publicado por investigadores finlandeses y británicos, la mitad de los contenedores plásticos de seguridad del aeropuerto pueden contener virus que causan infecciones respiratorias.

El estudio publicado la semana pasada en la revista BioMed Central Infectious Disease, analizó hisopos de muestras de superficie de los contenedores de plástico en el aeropuerto de Helsinki que se tomaron en tres momentos diferentes del día durante el pico de la temporada de gripe en 2015-2016.

Cuatro de las 8 muestras, contenía rinovirus o adenovirus. Ambos causan síntomas de resfriado.

Los autores principales del artículo que provenían del Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia y la Universidad de Nottingham. Concluyeron que las bandejas de detección están comúnmente contaminadas y son las superficies en donde los pasajeros son más probables de recoger virus dañinos.

“Encontramos la mayor frecuencia de virus respiratorios en las bandejas de plástico utilizadas en las áreas de control de seguridad para depositar equipaje y objetos personales transportados a mano”, escribieron los científicos en su artículo.

Los resultados, demostraron que los aeropuertos pueden servir como una zona de riesgo potencial para una “nueva amenaza pandémica”, una perspectiva que ya se ha convertido en una gran preocupación tras el brote de SARS de 2002 y la epidemia de Ébola de 2014.

Al concluir el estudio centrado en el aeropuerto de Helsinki, los investigadores concluyeron que los aeropuertos deberían ofrecer desinfectante de manos a los viajeros antes y después de cada punto de control de seguridad, y que las bandejas de equipaje deberían limpiarse y desinfectarse con mayor frecuencia.

“Este conocimiento ayuda a reconocer los puntos críticos para el riesgo de transmisión por contacto, que podría ser importante durante una amenaza de pandemia emergente o una epidemia grave”, escribieron los científicos en el artículo.

Los contenedores de plástico no son el único lugar en los aeropuertos donde los investigadores encontraron presencia frecuente de virus causantes de gripa.

En los botones del terminal de pagos de la farmacia del aeropuerto de Helsinki, el 50 % de las muestras dieron positivo para el rinovirus o el coronavirus humano.

De las muestras tomadas en los escritorios y divisores de vidrio en el puesto de control de pasaportes del aeropuerto, 1 de 3 contenía rinovirus.

Cuando los científicos inspeccionaron repetidamente un perro de juguete en el patio del aeropuerto, encontraron que este juguete era anfitrión de virus causantes de fiebre el 67% de las veces.

“Muchos agentes de limpieza, toallitas de uso doméstico (antibacteriales) y tejidos antivirales pueden hacer que el virus de la gripe sea inviable rápidamente, ofreciendo múltiples posibilidades simples y oportunidades para reducir el riesgo de transmisión de contacto indirecto”, dijeron los científicos.

La limpieza frecuente, es la razón por la cual los inodoros de los aeropuertos no encabezaron la lista. De las 42 muestras tomadas en las tapas de los inodoros, en los botones de color y en las cerraduras de las puertas, no hubo muestras donde los científicos pudieran detectar la presencia de un virus causante de gripa.

Fuente