¿Alguna vez has buscado información en internet acerca de tus síntomas? Una nueva encuesta demuestra que, si terminaste obteniendo atención médica después de buscar tus síntomas en internet, esto en realidad fue buena idea.

Nuestro dolor a veces puede ser ambiguo, quizás un dolor intermitente en alguna parte del cuerpo o un vago vértigo. Los doctores probablemente sospechan que has investigado tus síntomas antes de llegar a su consultorio. Existe poca investigación sobre cómo funciona nuestra relación con el Dr. Google pero podría afectar las interacciones del mundo real con los profesionales médicos, especialmente en el departamento de emergencias.

Por este motivo, un equipo de investigadores de salud en Australia, se dispuso a encuestar a una muestra representativa de pacientes del departamento de emergencias en dos clínicas: Hospital St. Vicent´s Melbourne y Austin Health. Los investigadores recopilaron datos anónimos de 400 pacientes.

Como era de esperarse, los investigadores descubrieron que más de un tercio de los adultos, efectivamente consultaron en Internet sobre su problema médico antes de asistir al servicio de urgencias. De hecho, el 49% de los participantes de la encuesta admitieron que buscan regularmente información de salud en línea.

A pesar de que generalmente se nos advierte contra el autodiagnóstico en internet porque la información puede ser abrumadora y confusa, el estudio reveló que, según los pacientes, una consulta rápida en internet generalmente tuvo un impacto positivo en su visita.

“Específicamente, los pacientes informaron que eran capaces de hacer preguntas informadas, comunicarse de manera efectiva y entender a su proveedor de salud”, escribe el equipo en el estudio.

Además de eso, obtener una opinión del Dr. Google tampoco redujo la confianza de los pacientes en el diagnóstico que obtuvieron del médico del departamento de emergencias, ni hubo un impacto en su cumplimiento del tratamiento.

Los investigadores también evaluaron la “alfabetización en e-health” de los participantes utilizando un cuestionario especialmente diseñado. Descubrieron que las personas que tuvieron el puntaje más alto tenían más probabilidad de haber buscado sus síntomas en internet antes de presentarse en el servicio de urgencias.

Resulta alentador saber que la mayoría de los pacientes buscan información de salud de fuentes como: sitios web de hospitales, enciclopedias en línea y sitios web de universidades. No tomaron asesoría médica de redes sociales y foros al azar.

De hecho, el mayor inconveniente de buscar información sobre síntomas en internet es el impacto psicológico. El 40% de los encuestados estuvo de acuerdo en que buscar información de salud en internet les preocupaba.

Tampoco sabemos qué piensan los médicos sobre dicha recopilación de información antes de una visita, ya que este estudio se centró en las respuestas de los pacientes,

Dado el aparente impacto positivo para los participantes, el equipo concluyó que los médicos del departamento de emergencias deben reconocer y estar preparados para analizar la información de salud en línea con sus pacientes.

Por lo tanto, si sabes cómo ser inteligente para buscar productos de salud en línea, no te asustará, y seguirás el consejo de un médico sobre tu propia ‘investigación’, probablemente sea correcto comprobar rápidamente si ese dolor punzante es la apendicitis o no. También existe Docademic, donde puedes recibir asistencia médica gratuita las 24 horas del día, los 365 días del año. Descarga la app: https://apple.co/2w0WJHv

Fuente