Seguramente si estas intentando perder peso o tener un estilo de vida más saludable has encontrado mucha información acerca del ayuno intermitente. Sin embargo, al igual que cualquier otro régimen alimenticio, es necesario que sepas algunas cosas antes de comenzar.

El concepto general de ayuno intermitente funciona de la siguiente manera: Comer todo lo que quieras durante un periodo de tiempo determinado y después tratar de no consumir nada que no sea agua, té, café negro y otros productos líquidos no calóricos.

Aunque suena bastante simple, en realidad hay algunos tipos diferentes de ayuno intermitente para elegir. Cada uno es diferente y funciona según cada organismo, por lo tanto, es necesario que elijas el plan que se adapte mejor a tus necesidades, estilo de vida y objetivos.

El ayuno ‘5: 2’ asigna cinco días para comer y dos días para la restricción.

La dieta de ayuno intermitente 5: 2 funciona al asignarse cinco días a la semana para comer lo que quiera y restringir su dieta durante dos días a 500 calorías o menos, de acuerdo con Healthline.

Estos dos días de ayuno no tienen que ser uno después del otro, sino durante toda la semana para darle tiempo al cuerpo de recuperarse. En los días que no se ayuna, es importante comer como se hace normalmente.

Healthline informó que la dieta 5:2 puede tener varios beneficios para la salud incluido la pérdida de peso, reducción de la resistencia a la insulina y disminución de la inflamación.

El método ’16 / 8 ‘le permite comer durante una ventana de ocho horas.

La dieta 16/8 es una rutina diaria de ayuno que requiere que comas durante una ventana de ocho horas durante el día mientras ayunas durante 16 horas. Esto incluye el tiempo que duermes, para que no tengas que preocuparte por el impacto negativo durante el día.

El marco de tiempo varía según la persona. Algunas personas ayunan durante 14 y comen durante 10 horas. Los expertos dicen que lo ideal es incluir de dos a tres comidas pequeñas a lo largo del tiempo asignado para comer. De esta manera se pueden obtener los beneficios, aunque se ayune durante 14 o 16 horas.

Para muchos, esta es la forma más fácil de ayunar ya que no requiere demasiado tiempo, esfuerzo ni planificación.

El método “Comer / Parar / Comer” pone un día completo de ayuno entre los días de comer. Este tipo de ayuno intermitente es un día completo de ayuno entre los días de comer. En pocas palabras, se come durante un periodo de 24 horas y luego para el siguiente día se ayuna. Esto debería de hacerse una o dos veces por semana. En los días que se ayuna, se recomienda no consumir otra cosa que líquidos no calóricos.

El ayuno intermitente puede conducir a un aumento del metabolismo.

Un estudio realizado por el Departamento de Fisiología y Farmacología en Queen’s Medical Center en el Reino Unido, encontró que el ayuno puede mejorar la tasa metabólica en un promedio del 3.6%.

Este método puede ayudar a perder grasa. Un estudio de 2016, mostró que ocho semanas de ayuno intermitente condujeron a una mayor pérdida de grasa que las del grupo control. Ayunar una vez en un periodo de ocho semanas, podría ofrecer beneficios de eliminación de grasa similares.

El ayuno intermitente puede ayudar a combatir enfermedades. Un estudio de 2007 de The American Journal of Clinical Nutrition encontró que el ayuno de días alternos llevó a la prevención de problemas de salud como la diabetes y las enfermedades del corazón. Además, aumento los niveles de producción de insulina y aumentó ciertas hormonas que condujeron a una mejor condición para la lucha de enfermedades en general.

El ayuno puede promover el crecimiento celular. Un estudio de 2010, encontró que el ayuno intermitente podría representar un medio simple, seguro y barato para promover una respuesta neuronal potencialmente terapéutica.

El ayuno intermitente también puede reducir la inflamación. Uno de los principales problemas que enfrentan las personas es el aumento de la inflamación dañina, pero el ayuno intermitente en realidad puede reducir la inflamación dañina, según un estudio de 2007.

Este método puede llevar al potencial para aumentar el cerebro. Un estudio realizado en 2000 encontró que el ayuno intermitente puede aumentar el crecimiento de las células nerviosas y aumentar la producción de ciertas hormonas cerebrales que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y aumentar la función cerebral.

Estos son solo algunos de los beneficios que el ayuno intermitente puede ofrecer. Es importante mencionar que antes de intentar cualquier método de ayuno primero debes consultar a tu médico. En Docademic contamos con asistencia médica gratuita las 24 horas. ¿Ya descargaste la app?

Fuente