La buena noticia: estamos a punto de tener acceso a nuevos dispositivos de resonancia magnética (MRI) que son más potentes y útiles que los que existen actualmente. Esto significa que pronto tendremos imágenes más detalladas del cuerpo humano para la detección de enfermedades en etapas tempranas. La mala noticia: estos dispositivos son tan potentes que podrían causa la filtración del mercurio en los empastes dentales.

Las imágenes de resonancia magnética de nueva generación se clasifican en 7 teslas (o 7-T), donde Tesla es la unidad de la fuerza del imán. Los dispositivos actuales están clasificados en 1.5-T o 3-T. Es una gran diferencia.

Para investigar sus efectos sobre los empastes dentales, un equipo de investigadores llenó una colección de 60 dientes sueltos con amalgama dental, que es alrededor del 50% de mercurio.

Después de colocarles en una solución diseñada para imitar la saliva, los dientes se procesaron a través de dos escáner de resonancia magnética diferentes (uno modelo 1.5-T y uno modelo 7-T) para ver cuánto mercurio se filtro al líquido circundante.

“En el estudio, encontramos valores muy altos de mercurio después de la resonancia de campo alto”, dice uno de los miembros del equipo, el dentista Selmi Yilmaz de la Universidad de Akdeniz en Turquía. “Esto es posiblemente causado por un cambio de fase en el material de amalgama o por la formación de microcircuitos, lo que conduce a la corrosión electroquímica, inducida por el campo magnético”

Específicamente había 0.67 partes por millón de mercurio en la saliva artificial. Este valor es 4 veces mayor del encontrado en los dientes que pasaron por el escáner 1.5-T.

Investigaciones anteriores también indicaron que estas máquinas de resonancia magnética de alta resistencia podrían plantear problemas para ciertos tipos de empastes en algunas personas.

Sin embargo, antes de alarmarse con el uso de estas nuevas tecnologías ahora lo importante es determinar cuánto de ese mercurio podría ser absorbido por los tejidos. Esto es algo que aún se desconoce.

Fuente