Tu cabello se vuelve grasoso por la misma razón por la que la cara se vuelve grasosa: las glándulas de la piel producen una sustancia aceitosa llamada sebo. El sebo es lo que humecta el cabello y evita que se seque.

Las glándulas que producen sebo (llamadas glándulas sebáceas), se encuentran junto a las raíces del cabello en la capa de la piel llamada dermis. Los canales de las glándulas sebáceas conducen al folículo piloso, así como el sebo sale de la piel y llega al cuero cabelludo.

La clave es que cada uno de nosotros produce una cantidad diferente. Desde la genética hasta las hormonas, afectan la cantidad de sebo que producimos en un momento determinado.

Las hormonas responsables de la producción extra de sebo se disparan durante la pubertad, eso explica que durante esta etapa tengamos el cabello graso y mucho acné.

Si bien, la respuesta respecto a cada cuando debes lavar tu cabello es diferente para todos, nadie debería lavarse el cabello todos los días. De hecho, lavar con demasiada frecuencia el cabello puede hacer más daño que bien.

Para saber qué tan seguido debes lavar tu cabello debes considerar los siguientes factores:

  1. Tipo de Piel

Si tu piel y cabello son normales, es probable que solo necesites lavarlo una o dos veces por semana. Si tienes un cuero cabelludo graso, probablemente necesites lavar tu cabello con más frecuencia.

  1. Textura del cabello

La textura es importante porque afecta la rapidez con la que el sebo se corre desde las raíces hasta la longitud del cabello. El cabello áspero o rizado ralentiza la propagación del sebo, por lo que si tienes este tipo de cabello es posible que solo necesites lavarlo una vez por semana.

Por otro lado, las personas con cabello fino y liso probablemente necesiten champú dos veces por semana o incluso más.

  1. Estilo

Si has dañado tu cabello con algún tipo de tratamiento permanente o decoloración, lo ideal es lavarlo con menos frecuencia.

Saber cuántas veces debes lavar tu cabello es cuestión de experimentación, pero conocer tu piel y sus necesidades es una cuestión de observación. Recuerda que el exceso de limpieza también puede ser dañino para la salud. No laves tu cabello todos los días, mejor descubre cada cuánto es mejor para ti en base a estas recomendaciones.

Fuente