Las bacterias evolucionan rápidamente desarrollando resistencia a los antibióticos y cada vez se vuelven más difíciles de controlar. Por primera vez, los investigadores han captado los mecanismos mediante los cuáles estas bacterias logran su rápida evolución.

Dos bacterias de Vibrio Cholerae, pátogeno responsable del cólera fueron captadas llevando trozos de ADN hacia su cuerpo por medio de su pili. Esta es la primera vez que los científicos son capaces de observar a una bacteria usando su pili para efectuar una transferencia genética.

El cómo usaron las bacterias para atrapar el ADN ha sido algo difícil de capturar debido al tamaño. Un pili es 10000 veces más delgado que un cabello humano, lo que significa que es muy difícil de observar.

Lo que el equipo hizo para lograr ver esto, es usar un tinte fluorescente para teñir las bacterias.

Los pili hacen una línea a través de los poros en la pared de la célula para atrapar un pedazo de ADN, que luego vuelve a enrollarse con precisión fina.

“Es como enhebrar una aguja”, dijo la bióloga Courtney Ellison. “El tamaño del orificio en la membrana externa es casi el ancho exacto de una hélice de ADN doblada a la mitad, lo que probablemente sea lo que está sucediendo. Si no hubiera un pilI para guiarlo, la posibilidad de que el ADN llegue a el poro en el ángulo correcto para pasar a la celda es básicamente cero “.

La resistencia a los antibióticos se puede transferir entre las bacterias de varias maneras, y también existen varios mecanismos para la transferencia horizontal de genes. La absorción de ADN del entorno que lo rodea se denomina transformación.

Cuando las bacterias mueren, se abren y liberan su ADN, con lo que otras bacterias pueden atraparlo e incorporarlo. Si la bacteria muerta tenía resistencia a los antibióticos, la bacteria que atrapó el ADN de la bacteria muerta también desarrolla esa resistencia y la disemina a su propia descendencia.

De esta manera, la resistencia se puede propagar como un incendio forestal a través de una población. Y es un gran problema. Según el CDC, se han producido al menos 23,000 muertes en los Estados Unidos debido a la resistencia a los antibióticos.

Al descubrir los mecanismos exactos que las bacterias usan para propagar la resistencia a los antibióticos, los investigadores esperan poder idear formas de prevenirlo.

El próximo paso es descubrir cómo los pili se adhieren al ADN exactamente en el lugar correcto, especialmente dado que la proteína involucrada en el proceso parece interactuar con el ADN de una manera que no se había visto antes. También esperan usar su método de aplicación de tinte fluorescente para observar las otras funciones del pili.

Fuente