Seguramente durante su última visita al doctor, le pidió que subiera a la báscula. Después seguramente le mostró un colorido gráfico para indicarle el índice de masa corporal en la que se encuentra (IMC).

Si su IMC se encuentra en la zona verde, es posible que el médico le haya sugerido que su peso es saludable, pero lo que usted no sabía es que el IMC es solo un cálculo burdo para calcular el estado de su salud.

Creciente evidencia científica sugiere que para determinar un peso saludable es mejor tomar en cuenta la circunferencia de la cintura. Además de ser un método simple, esta cifra esta estrechamente relacionada con su riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes, las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco y el riesgo general de muerte por cualquier causa.

¿Por qué el IMC no es una buena medida?

El índice de masa corporal fue inventado en la década de 1830 por un investigador belga que buscaba crear una manera sencilla de evaluar la salud de un grupo de personas basándose en dos mediciones fáciles de lograr.

El IMC no toma en cuenta la grasa corporal o la composición muscular, lo que significa que dará una opinión incorrecta basada únicamente en aspectos como el género del individuo o los hábitos de estilo de vida

Si eres un atleta, es más probable que tengas un IMC elevado, simplemente por el hecho de tener más músculos que una persona promedio.

Los expertos en salud pública conocen estos problemas desde hace algún tiempo y muchos sugieren que es mejor medir el vientre ya que el problema no es cuánto puede pesar una persona si no cuanta grasa abdominal tiene.

¿Cómo medir el vientre?

En lugar de estimar el IMC, tome una cinta métrica. Respire normalmente. Envuelva la cita en su vientre a dos pulgadas por encima de las caderas. Esa es la circunferencia de la cintura.

Si eres mujer, lo idea tener una circunferencia de cintura menor a 88 cm y si eres varón, lo ideal es tener una circunferencia de cintura menor a 100 cm aproximadamente.

Tener más de esto de cintura, no es una sentencia a muerte pero medidas mayores se han relacionado con un mayor riesgo de varias enfermedades como la diabetes tipo 2.

Un estudio publicado en marzo, en el Journal of American Heart Association, indicó que una circunferencia de cintura mayor a lo recomendando también puede estar relacionada con un riesgo de ataque cardíaco.

Como parte de un gran estudio en 2012, los investigadores analizaron más de 340,000 personas de ocho países europeos. Descubrieron que las personas con sobrepeso, con circunferencia de cintura mayor a lo recomendado tenían un riesgo similar a desarrollar diabetes que aquellas personas clínicamente obesas.

Los científicos todavía no están seguros de por qué estos lazos entre las cinturas grandes y los resultados de salud negativos son tan fuertes. Algunos creen que tiene que ver con la forma en que la grasa dentro del cuerpo, conocida como grasa visceral, puede interferir con el funcionamiento normal de nuestros órganos internos.

Si se pregunta cómo deshacerse de la grasa del vientre, las estrategias incluyen reducir el consumo de azúcar y carbohidratos, comer más verduras y alimentos ricos en fibra e incorporar ejercicio regular de cardio y fuerza en su vida.

Fuente