Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, sin embargo, de acuerdo con nuevos estudios, estos amigos podrían ponernos en riesgo de otra pandemia de influenza.

La creciente diversidad en la gripe de perros ha generado una creciente preocupación alrededor del tema. La nueva evidencia científica asegura que el virus puede pasar de cerdos a caninos. Estos desarrollos coinciden con la pandemia H1N1 en 2009, que se originó en las aves.

Si no logramos controlar esta situación, un escenario similar podría evolucionar con perros ya que existe un fuerte vínculo con los seres humanos. El equipo de investigación detrás de este nuevo estudio dice que por el momento no existe evidencia de transmisión entre nosotros y nuestros perros.

“La mayoría de las pandemias se han asociado con los cerdos como huésped intermedio entre los virus de las aves y los huéspedes humanos”, explica uno de los investigadores, el Dr. Adolfo García-Sastre, de la Escuela de Medicina Icahn en Mt Sinai en Nueva York. “En este estudio, identificamos los virus de la influenza que se contagian de cerdos a perros”.

Esta investigación se llevó a cabo basados en el primer caso identificado de un virus de influenza transmitido de un caballo a un perro hace quince años. Hace cinco años, los científicos descubrieron la transmisión de virus entre pájaros y perros. Ahora, podemos agregar la transmisión de cerdos a perros a la lista y esto esta sucediendo más rápido de lo que se esperaba.

Los investigadores secuenciaron genomas completos para 16 virus de la influenza tomados de 800 perros en el sur de China entre 2013 y 2015. Encontraron coincidencias con ciertos tipos de gripe porcina y nuevas variaciones en los virus de la gripe canina existentes.

Se tomaron muestras de perros que visitaron al veterinario con problemas respiratorios. Alrededor del 15% de los animales tenían influenza.

“Lo que hemos encontrado es que otro conjunto de virus que provienen de cerdos que originalmente son de origen aviar, ahora están siendo transmitidos a perros y están siendo recombinados con otros virus anteriormente existentes en estos animales”, dice García-Sastre. “Están comenzando a interactuar entre ellos”.

En 2009, la gripe aviar en cerdos se combinó con cepas existentes del virus para crear algo diferente, luego se transmitió a humanos. Debido a que la cepa de la influenza era algo nuevo, no se había desarrollado inmunidad hacia ella todavía.

La siguiente pregunta es si esta mezcla de cepas de gripe que se desarrolla en los perros puede llegar a ser dañina para los humanos. Desafortunadamente, debido al contacto directo que tenemos con nuestras mascotas será un poco difícil identificar cuando esto empiece a suceder.

A medida que nuevos virus se generan a partir de otros, la diversidad aumenta y las probabilidades de que exista uno capaz de infectar a los humanos es alta. Con esto en mente, el equipo de investigación sugiere que se tomen medidas para restringir la propagación de virus de la influenza entre perros por medio de programas de vacunación.

Los perros considerados en este estudio eran solamente de la región de China. Esta es la razón principal por la que todavía no debemos entrar en pánico. Sin embargo, es importante comenzar a tomar precaución sobre la convivencia con nuestras mascotas. Es muy recomendable que si tu mascota empieza a presentar síntomas de algún tipo de influenza lo lleves al médico y cumplas con su programa de vacunación. Su salud es tu salud también.

Fuente