Es 2018 y el resfriado común todavía es un problema a la salud. Afortunadamente, podría existir una cura próximamente.

Científicos de Reino Unido han desarrollado una nueva molécula que previene que los virus responsables de la enfermedad se repliquen dentro de las células humanas y si más pruebas confirman que el compuesto es seguro, entonces tenemos lo impensable: la cura.

Aunque le llamemos resfriado común, en realidad hay más de 200 cepas de virus diferentes involucradas. Esa variación viral, es en gran parte la razón por la cual los científicos nunca han logrado desarrollar una sola vacuna para el resfriado común. Sin embargo, el nuevo enfoque liderado por investigadores del Imperial College de Londres, podría sentar las bases de un medicamento que realmente trate la enfermedad y no solo sus síntomas.

En lugar de tratar de atacar a todos los diferentes tipos de virus, de los cuales la mayoría son de la especie rinovirus, de los cuales existen 160 tipos conocidos, el nuevo compuesto que descubrió el equipo de investigación de nombre IMP-1088, se centra en algo que los virus necesitan para sobrevivir: las células.

Para replicar dentro de su anfitrión, los virus “secuestran” una proteína en células humanas llamadas N-miristoiltransferasa (NMT), que utilizan para construir una cápside para lograr la protección de su estructura genética.

Este comportamiento de secuestro no es exclusivo del rinovirus. Otros patógenos y parásitos también atraídos por la proteína, incluido el parásito humano de la malaria Plasmodium falciparum.

De hecho, fue mientras investigaba formas de inhibir P. falciparum de secuestro de NMT que los miembros del equipo descubrieron la estructura molecular del nuevo compuesto, IMP-1088, que inhibe la unión viral a la proteína con una efectividad devastadora.

Los científicos han investigado este tipo de inhibidores de NMT antes, pero nunca antes habían alcanzado este nivel de potencia.

Según el equipo, IMP-1088 es hasta 100.000 veces más eficaz para bloquear los virus que secuestran nuestras proteínas celulares que los esfuerzos anteriores, que según dicen llevan a una “supresión completa” de la replicación viral y la infectividad.

Hasta ahora, estos resultados solo se han demostrado in vitro, en experimentos con células humanas en el laboratorio, por lo que no contamos con una cura en frío comprobada que pueda realmente tomar.

Pero la buena noticia es que la investigación hasta ahora sugiere que IMP-1088 no es tóxico para nuestras células humanas, lo que a veces puede ser inhibidores celulares, lo que significa que tenemos un candidato muy prometedor para ensayos humanos potenciales, que podría comenzar en tan poco tiempo como sea posible. dos años. “Esta enzima es una de las enzimas del huésped que el virus secuestra”.

Este comportamiento no es exclusivo del rinovirus. Otros patógenos y parásitos también atraídos por la proteína, incluido el parásito de la malaria, el Plasmodium falciparum. De hecho el equipo de investigación descubrió la estructura molecular del nuevo compuesto mientras estudiaban el virus de la malaria. El compuesto IMP-1088 es capaz de inhibir la unión viral de la proteína con mucha efectividad.

No es la primera vez que los científicos han investigación en inhibidores de NMT, pero nunca habían alcanzado el nivel de efectividad de este nuevo compuesto.

De acuerdo al equipo, IMP-1088 es hasta 100,000 veces más eficaz para bloquear los virus que secuestran nuestras proteínas celulares que los esfuerzos realizados anteriormente. Hasta ahora estos resultados solo se han demostrado in vitro con células humanas de laboratorio por lo que todavía no contamos con una cura para el resfriado como tal.

La buena noticia es que la investigación hasta ahora sugiere que IMP-1088, no es tóxico para nuestras células, lo que significa que tienen un candidato muy prometedor para la realización de ensayos en humanos. Estos ensayos podrían comenzar en tan poco como dos años.

Fuente