Los cirujanos de la Universidad de John Hopkins, han logrado el primer trasplante completo de pene y escroto del mundo. El paciente, que aún permanece en el anonimato, perdió sus genitales por un artefacto explosivo improvisado en Afganistán.

El mes pasado, mediante una cirugía de 14 horas, un equipo de 11 cirujanos fue capaz de trasplantar el pene completo, el escroto y la pared abdominal parcial de un donante de órganos.

Si bien, se han realizado varios trasplantes de pene alrededor del mundo en los últimos años, este es el trasplante más extenso que se haya realizado, debido al grado en que la explosión daño el tejido en la región inguinal y pélvica del soldado.

“Esperamos que este trasplante ayude a restaurar las funciones urinarias y sexuales casi normales para este joven”, W.P. Andrew Lee, el jefe de cirugía plástica y reconstructiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, dijo en un comunicado.

Es posible reconstruir un pene utilizando tejido del cuerpo en lugar de hacer un trasplante, pero los pacientes en tales casos necesitan un implante para obtener una erección, que conlleva un mayor riesgo de infección.

En este video Hopkins Medicine muestra exactamente cómo funcionó este trasplante.

Los testículos del donante de órganos, no formaron parte del trasplante, lo que significa que el paciente continuará necesitando inyecciones de testosterona a medida que se recupere. Por ahora, cuatro semanas después de la cirugía, se informa que el paciente se encuentra bien.

Los doctores detrás de este trabajo, se prepararon para lograr este trasplante por aproximadamente 5 años. Es posible que pueda usar la misma técnica en otros veteranos lesionados en el futuro. De acuerdo a un estudio, 1367 hombres del servicio militar, sufrieron lesiones en los genitales entre octubre de 2001 y agosto de 2013. Un 31% de estas lesiones afectan el pene. Afortunadamente al parecer hay un tratamiento nuevo, incluso para los casos graves siempre y cuando se pueda encontrar un donante.

Fuente