Ciertos desarrollos científicos parecen estar fuera del alcance de los científicos. Un claro ejemplo es el desarrollo de una píldora anticonceptiva masculina.

Esta semana, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington, planteó la esperanza de hombres reproductivamente responsables, afirmando que habían logrado desarrollar una píldora anticonceptiva masculina segura y efectiva.

Si bien, este medicamento parece prometedor, aún no está disponible para la venta.

Stephanie Page, profesora de medicina de la Universidad de Washington, presentó la investigación de su equipo sobre la píldora anticonceptiva llamada dimethandrolone undecanoate (DMAU), en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología en Chicago.

Una vez al día, durante 28 días, cada uno de los 100 hombres en el estudio de entre 18 y 50 años de edad ingirió un placebo o DMAU en una de tres dosis. En el primero y último día del estudio, cada hombre proporcionó muestras de sangre para determinar los niveles de sus hormonas y colesterol.

De acuerdo a los resultados del estudio, los hombres que tomaron la dosis más alta (400 mg), mostraron una marcada supresión de los niveles de testosterona, así como los niveles de dos hormonas necesarias para producir esperma. Los investigadores afirman que estas respuestas hormonales son consistentes con la anticoncepción efectiva.

Todos los sujetos en el ensayo pasaron todas las pruebas de seguridad y muy pocos informaron cualquier síntoma tradicionalmente relacionado con demasiada o muy poca testosterona. Tampoco tuvieron problemas con la función sexual ni cambios en el estado de ánimo. Sin embargo, todos los participantes del estudio que tomaron DMAU, ganaron peso y tuvieron niveles más bajos de colesterol HDL.

Este no es el primer anticonceptivo experimental masculino que tiene estos efectos secundarios. Típicamente, medicamentos como estos tienen dos problemas principales: la testosterona oral daña el hígado y los medicamentos abandonan el cuerpo demasiado rápido. Los hombres tendrían que tomar píldoras al menos dos veces al día para mantener su efecto.

Afortunadamente, DMAU aborda estos problemas. LA DMAU, es una testosterona modificada para eliminar la toxicidad hepática. Además, el undecanoato de ácido graso de cadena larga, asegura que el medicamento permanezca en el sistema durante 24 horas completas.

La mala noticia, es que este estudio se hizo en una población muy pequeña que no permite todavía la aprobación por parte de la FDA. Sin embargo, los investigadores afirman que actualmente se están realizando estudios a más largo plazo.

La investigación del equipo aún no ha sido publicada. Se necesita la aprobación de otros miembros de la comunidad científica para verificar los métodos y conclusiones. Por lo pronto DMAU seguirá siendo solo otro, en la larga lista de posibles píldoras anticonceptivas masculinas.

Fuente