Noel Zayas hizo lo imposible por tratar el tumor de su hijo en Cuba. Desafortunadamente ninguno de los médicos cubanos se animó a tratar el tumor facial del tamaño de un balón de baloncesto de la cara de Emanuel Zayas. Los médicos argumentaban que era un caso demasiado complejo y que la cirugía para quitarlo era muy arriesgada.

Emanuel, un estudiante de 14 años en noveno grado, tiene un trastorno llamado displasia fibrosa poliostótica, en el cual el cuerpo reemplaza porciones de huesos con tejidos fibrosos. La afección comenzó a afectar el brazo y la pierna izquierda de Emanuel cuando tenía solamente 4 años, pero se convirtió en una amenaza para su vida hasta la adolescencia.

Cuando Emanuel tenía 11 años, notó lo que creía era una espinilla en el costado de su nariz. Esa “espinilla” no dejó de crecer hasta convertirse en un tumor que ahora pesa casi 5 kg y tiene el tamaño de su cabeza. “El tumor se ha apoderado de su rostro y ha afectado gravemente la estructura ósea de la mandíbula superior y la nariz”, según Jackson Health Foundation, una organización sin fines de lucro que recauda dinero para casos como los de Emanuel.

Cuando Emanuel cumplió 14 años, solo podía respirar por la boca y estaba extremadamente desnutrido. Sus ojos funcionan bien, pero su visión está obstruida por el crecimiento en su rostro.

Afortunadamente el tumor es benigno: sus células nunca se diseminarán a otras partes de su cuerpo. Desafortunadamente, si no se trata el tumor, eventualmente matará a Emanuel. A medida que crece, comienza a aplastar su tráquea, sofocando lentamente al adolescente. Los médicos temen que pueda romper su cuello.

Hope llegó en la forma de un misionero estadounidense, que conoció al niño en Cuba y trató de conectarlo con el Dr. Robert Marx, jefe de cirugía oral y maxilofacial del Sistema de Salud de la Universidad de Miami. Marx, había escuchado originalmente sobre el caso de Emanuel en una conferencia médica. En 2008, el Dr. Robert Marx, había eliminado un crecimiento facial que comenzó como quiste en la cara de una niña vietnamita con buenos resultados.

Ahora el Dr. Marx y otros médicos se están ofreciendo voluntariamente para tratar de recaudar los más de $200,00 USD que cuesta completar la cirugía de Emanuel. Hace tres semanas, llevaron a Emanuel y su familia a Miami. La cirugía está programada para el 12 de Enero de 2018.

Desafortunadamente, el altruismo de médicos y asociaciones que apoyan el caso de Emanuel no garantiza el éxito. La cirugía se llevará a cabo por un equipo de cuatros cirujanos. Se tendrá que extirpar el tumor pero también preservar el flujo sanguíneo de Emanuel, todo mientras reconstruyen su nariz para que pueda ver nuevamente. Los médicos también deben asegurarse de obtener el tumor completo y que este no vuelva a crecer.

Después de la cirugía inicial, se necesitarán otros procedimientos quirúrgicos para reconstruir su mandíbula, sus mejillas e implantar dientes prostéticos. Si todo sale de acuerdo a lo planeado, se espera que la vida de Emanuel vuelva a la normalidad.

Fuente