Cada vez son más las personas que dejan el hábito del cigarro. Tan solo en Estados Unidos, el consumo de cigarro se ha consumido en 42% desde 1965 y en un 15% desde el 2015.

Sin embargo, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de muerte, muchos de los cuales están directamente relacionados con la preferencia por las personas de llevar vidas sedentarias y solitarias. Mientras el cigarrillo es cada vez el menor de los problemas, de acuerdo a la ciencia estos son los nuevos hábitos de los que hay que cuidarnos.

  1. La soledad

Aunque no lo creas, las redes sociales han creado una epidemia mundial de soledad que podría llegar a ser letal. De acuerdo a Julianne Holt-Lunstad, profesora de Psicología de la Universidad de Bringham Young, la esperanza de vida se ve reducida en un equivalente al consumo de 15 cigarrillos diarios.

  1. Pasar mucho tiempo sentado

De acuerdo a un estudio de 2014, estar sentado todo el día aumenta el riesgo de una gran cantidad de cánceres diferentes. Los investigadores incluyeron una muestra de 4 millones de personas y tomaron como referencia el tiempo que pasaron sentados para mirar televisión, trabajar y viajar.

Cada dos horas de tiempo sentado incrementó los riesgos de cáncer de color, endometrio y pulmón, independientemente si se habían ejercitado durante el día.

  1. Pérdida de sueño

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han llamado la privación de sueño un problema de salud pública, ya que tan solo en Estados Unidos, hay 50 a 70 millones de personas que padecen trastornos del sueño.

El profesor Valery Gafarov, de la Organización Mundial de la Salud, señaló en 2015 que la falta de sueño aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco en grados similares a los del consumo regular de cigarrillos. “El sueño deficiente debería considerarse un factor de riesgo modificable para la enfermedad cardiovascular junto con el tabaquismo, la falta de ejercicio y la mala alimentación”, explicó.

  1. El bronceado

Puede parecer que el bronceado dentro de una maquina es una versión más controlada de tomar sol, sin embargo, ambas versiones de bronceado son más peligrosas que fumar.

En 2014, se descubrió que el bronceado en interiores, generaba más casos de cáncer de piel en relación al consumo de cigarrillo versus el cáncer de pulmón.

  1. Mala alimentación

Hay mucha evidencia que demuestra que los alimentos azucarados procesados con alto contenido de grasa saturada, es un factor de riesgo a enfermedades potencialmente letales con tasas similares, si no mayores, que fumar.

En 2016, los investigadores que estudiaban los riesgos de mortalidad por mala alimentación concluyeron que las tasas de mortalidad excedían a las del alcohol, las drogas, el sexo sin protección y el tabaco combinados.

Fuente