Las lipoporteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés) son conocidas como colesterol “bueno”, ya que las partículas de HDL eliminan el exceso de colesterol de las paredes arteriales y las transportan al hígado. Un grupo de investigadores ha desarrollado una prueba práctica para observar la capacidad de las HDL para aceptar colesterol.

Los controles de salud estándar miden el C-HDL, es decir, la cantidad de colesterol recolectada por HDL. Estos controles no verifican la capacidad de las HDL para aceptar colesterol. Sin embargo, la capacidad de las HDL para extraer y aceptar el exceso de colesterol acumulado en las células es un marcador efectivo en la prevención y monitoreo de la enfermedad cardiovascular.

Existen métodos para detectar la capacidad de las HDL para extraer colesterol que usan colesterol marcado con radioisótopos y macrófagos cultivados, pero este procedimiento es complicado y toma varios días, por lo tanto, no puede ser usado en situaciones clínicas cotidianas. En este estudio los investigadores diseñaron un método más simple y rápido que consiste en marcar el colesterol con tinta fluorescente en lugar de isótopos radioactivos. Esta tinta se agregó a las muestras de suero de los pacientes de prueba. Complementaron las HDL presentes en el suero y evaluaron la cantidad de colesterol aceptada por las HDL midiendo la intensidad de la fluorescencia.

El equipo de investigadores llamó al marcador para este método “capacidad de captación” de colesterol, en contraste con el método convencional que mide la capacidad de “extracción” (eflujo) de colesterol. La “capacidad de captación” de colesterol se puede medir en un corto tiempo de procesamiento (6 horas) y es altamente reproducible.

El estudio demostró que este marcador se puede utilizar para prevenir y controlar las enfermedades cardiovasculares con la misma eficacia que el método convencional. El equipo también aclaró que la capacidad de absorción de colesterol había disminuido en pacientes con enfermedad cardiovascular.

El equipo de investigación está utilizando actualmente este marcador en una población más grande para confirmar el efecto de la capacidad disminuida de HDL en la prevención y el control de la enfermedad cardiovascular. Los resultados de este estudio podrían ayudar en la creación de la tecnología de núcleo fuerte para desarrollar fármacos que mejoran la función del HDL.

Fuente