Los productos milagro, son aquellos a los que se le atribuyen una serie de propiedades sobre el organismo que no han sido comprobadas científicamente, por tanto, que no se han sometido a los sistemas legales de autorización como medicamento, cosmético o producto sanitario que les correspondería.

Según la Ley Federal de Protección al Consumidor, se entiende por información o publicidad engañosa aquella que refiere información (verdadera o no) relacionada a algún bien, producto o servicio, que induce a error o confusión al consumidor por la forma inexacta, falsa, exagerada, parcial o tendenciosa en que se presenta.

A continuación te presentamos algunas características de la publicidad y de los mensajes de los productos milagro que se anuncian en internet, televisión o radio:

  • Formato de reportaje. La publicidad de estos productos se presenta en forma de reportaje o noticia científica, causando confusión en el receptor.
  • Poco tiempo y sin esfuerzo. Este tipo de productos ofrecen grandes resultados conseguidos en poco tiempo y sin tener que cambiar los hábitos de vida.
  • Frecuentemente aparece el testimonio de supuestos profesionales de la salud para reforzar la idea de su efectividad. En la mayoría de los casos, se presentan personas o famosos que han usado el producto refiriendo resultados extraordinarios.
  • Naturales y sin efectos adversos. Muchos de estos productos dicen ser totalmente naturales y que por esta razón no tienen efectos secundarios. Que sean productos naturales no es garantía de que no tengan efectos adversos o interacciones con otros fármacos.
  • Antes y después. Frecuentemente la publicidad de estos productos utiliza imágenes de antes y después para mostrar los resultados que puedes obtener.
  • Identificación del domicilio social. Algunos productos no declaran el domicilio social de la empresa que distribuye o fabrica el producto.

Recuerda que los productos milagro no son medicamentos, por lo que ante la existencia de una verdadera enfermedad o lesión es necesario un tratamiento terapéutico indicado por un médico o profesional de la salud especializado.

Fuente