De acuerdo a un estudio dirigido por los doctores Benoit Chassaing y Andrew Gewirtz de la Universidad Estatal de Georgia, el desarrollo de enfermedades metabólicas, en particular, la diabetes tipo II, se correlaciona con las bacterias que penetran el revestimiento de la mucosa en el colon.

“Síndrome Metabólico” es el término usado para englobar al grupo de factores que aumentan el riesgo de una persona para enfermedades del corazón y otros problemas de salud como la diabetes y los accidentes cerebrovasculares. Estos factores de riesgo incluyen tener una cintura amplia, un alto nivel de triglicéridos, niveles bajos de colesterol HDL, presión arterial alta y altos niveles de azúcar en sangre en ayunas. El síndrome metabólico se ha vuelto más común debido a un aumento en las tasas de obesidad entre adultos.

“Alteraciones en las bacterias del colon se han asociado con enfermedades metabólicas, incluyendo obesidad y diabetes tipo 2, pero los mecanismos siguen siendo desconocidos” dijo Gewirtz, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas del Estado de Georgia.

“Estudios anteriores en ratones han indicado que las bacterias son capaces de invadir el epitelio y son capaces de promover la inflamación que impulsa las enfermedades metabólicas y ahora hemos demostrado que esto también es una característica de la enfermedad metabólica en seres humanos, específicamente en aquellos que padecen diabetes tipo 2. “

El epitelio, es el recubrimiento celular en las superficies internas y externas del cuerpo incluyendo el tracto gastrointestinal. Se conoce como microbiota intestinal a los organismos que viven en las regiones externas del moco y permanecen a una distancia segura de las células epiteliales que proporcionan beneficio al huésped, pero Chassaing y Gerwitz sospechan que la microbiota que invade las células huésped estimula inflamación crónica que interfiere con la acción normal de la insulina y promueve la diabetes tipo 2.

En este estudio, los investigadores utilizaron muestras de sujetos humanos inscritos en el Hospital de Atlanta. Los sujetos, de por lo menos 21 años de edad, no tenían otro problema de salud más que la diabetes y estaban siendo sometidos a colonoscopia para la detección de cáncer de color. Los investigadores obtuvieron la historia de cada sujeto mediante entrevista y revisión de sus expedientes médicos. Durante el procedimiento de colonoscopia, se tomaron dos biopsias mucosas del colon y se analizaron.

Los resultados del estudio han impresionado a los principales expertos en investigación sobre la diabetes y actualmente se están llevando a cabo estudios de seguimiento para determinar la identidad de las bacterias que están invadiendo el revestimiento del colon para poder determinar remedios a esta invasión bacteriana.

Fuente