Para cualquier problema médico, parece que hay un equipo de investigación tratando de utilizar las células madre para encontrar una solución. En ensayos clínicos enfocados en tratar desde la diabetes hasta la degeneración macular, los investigadores están inyectando células en un esfuerzo por curar a sus pacientes.

Sin embargo, se espera que este año concluya un estudio en el que los científicos esperan utilizar células madres de una manera altamente controversial: revertir la muerte.

La idea es inyectar células madre en las médulas espinales de las personas que han sido declaradas clínicamente muertos. Los sujetos de investigación, también recibirán una mezcla de proteína inyectada, estimulación nerviosa eléctrica y terapia de laser en el cerebro. El objetivo final: estimular el crecimiento neuronal y su conexión para, de este modo, dar vida al cerebro.

Esta no es la primera vez que se intenta iniciar este ensayo. El estudio inició en Rudrapur, en abril de 2016, pero nunca se inscribió ningún paciente. Los reguladores sanitarios del país cerraron el estudio en noviembre de 2016, debido a que el estudio no había sido aprobado.

Actualmente se están buscando nuevas ubicaciones para albergar este ensayo. Se espera iniciar en Latinoamérica.

Si se aplica el mismo protocolo que en la India, el estudio tratará de enrolar a 20 pacientes que recibirán una avalancha de tratamientos. Primero la inyección de células madre aisladas de su propia grasa o sangre del individuo. Segundo, se le inyectará una formula peptídica en la médula espinal, supuestamente para ayudar a nutrir el crecimiento neuronal. Finalmente, se le harán estimulaciones nerviosas y terapia laser durante 15 días para estimular las neuronas para que formen conexiones. Los investigadores evaluarán el comportamiento y el EEG para detectar signos de que el tratamiento está funcionando.

El proceso está plagado de preguntas. ¿Cómo los investigadores piensan completar los estudios de prueba cuando las personas que participarán en el estudio estén legalmente muertas? (En los Estados Unidos, las leyes definen la muerte como la pérdida irreversible del corazón, pulmón o función cerebral). Si la persona recupera la actividad cerebral, ¿Qué tipo de habilidades funcionales tendrá? y finalmente ¿Están las familias de estos pacientes obteniendo esperanzas?

La respuesta a la mayoría de las preguntas aún se desconoce. No se sabe si realmente este estudio podría funcionar. El neurólogo Ariane Lewis y el Bioeticista Arthur Caplan escribieron en un editorial en 2016 que este estudio carecía de fundamento científico y que estaba generando falsas esperanzas para los familiares de los pacientes.

La compañía patrocinadora de este estudio, no ha probado el tratamiento completo en animales. Los estudios han evaluado los tratamientos por separado para otras condiciones como accidente cerebrovascular y coma, sin embargo, la muerte cerebral es una propuesta muy diferente.

La inyección de células madre en el cerebro o la médula espinal han demostrado resultados positivos en niños con lesiones cerebrales. También se han completado ensayos que utilizan procedimientos similares para tratar la parálisis cerebral y la ELA.

Un pequeño estudio no controlado con 21 paciente, utilizó procedimientos similares para tratar la parálisis cerebral y ELA, encontrando más movilidad después de recibir una inyección de células madre donantes de sus cerebros.

En los dispositivos láser transcraneales, la evidencia es mixta. Se ha demostrado que el enfoque, estimula el crecimiento de neuronas en algunos estudios en animales. Sin embargo, un estudio de Fase 3 de uno de estos dispositivos en seres humanos, se detuvo en 2014, después de que no demostró ningún efecto de mejora en las capacidades físicas de 600 pacientes a medida que se recuperaban de un accidente cerebrovascular.

¿Qué opinas de este estudio que pretende resucitar muertos en base a la evidencia científica actual?

Fuente