La FDA (Food and Drug Administration) ha creado una nueva norma en la que prohibe los guantes empolvados en las cirugías porque representan un peligro para la salud.

La prohibición se propuso en marzo de 2016 y ahora se impulsarán los esfuerzos ya iniciados para eliminar el uso de guantes pre-empolvados en cirugías, los guantes de exploración empolvados y los guantes lubricados con polvo absorbible.

Sociedades de profesionales han abogado por esta prohibición y grandes sistemas de salud ya han restringido completamente el uso de tales productos, al igual que la mayoría de las clínicas y médicos particulares.

“Así como los guantes médicos desempeñan un papel importante en la protección de los pacientes, los guantes empolvados son muy peligrosos por varias razones.” Declaró la FDA.

Utilizar polvo en los guantes ha sido relacionado con varios eventos de gravedad, incluyendo inflamación severa de vías respiratorias, hipersensibilidad, reacciones alérgicas (incluyendo asma), inflamación y daño pulmonar, granulomas y adhesiones peritoneales.

Las proteínas que se encuentran en los polvos lubricantes en aerosoles también se han relacionado con reacciones alérgicas del tracto respiratorio, según la FDA.

Según la agencia, existen alternativas de guantes no empolvados que proporcionan protección y rendimientos similares, pero sin riesgo. Por lo tanto, una transición a estas alternativas no debe tener ninguna desventaja para la salud pública.

Nota vía Faculty of Medicine.