La mayoría de las personas cuando escuchan la palabra cáncer la asocian con una enfermedad peligrosa con un desenlace fatal.

Y es que, en realidad, la mayoría de los cánceres son tratables con un resultado favorable para el paciente cuando se diagnostican antes de que se haya desarrollado demasiado.

El problema es que muchas veces, por no querer molestar al médico o no darles suficiente importancia, ignoramos algunos síntomas que pueden ser cruciales para un diagnóstico temprano.

Según un estudio elaborado por la organización Cancer Research UK, más de la mitad de los británicos han sufrido alguna vez uno de los síntomas que podrían indicar la presencia de un cáncer, pero sólo el 2% pensaron que podían padecer la enfermedad y más de un tercio ignoraron por completo las alarmas y no acudieron al médico.

Aquí, 10 síntomas generales del cáncer que según la Sociedad Estadounidense del Cáncer no debes ignorar.

1. Pérdida de peso inexplicable. Una pérdida de peso inexplicable de 5Kg o más, puede ser el primer signo de cáncer. Esto ocurre con más frecuencia en caso de cáncer de páncreas, estómago, esófago o pulmón.

2. Fiebre. Casi todas las personas con cáncer experimentarán fiebre en algún momento, especialmente si el cáncer o sus tratamientos afectan al sistema inmunológico. Con menor frecuencia, la fiebre puede ser un signo temprano de cáncer, como por ejemplo en caso de la leucemia o el linfoma.

3. Cansancio. En algunos cánceres, como la leucemia, el cansancio puede ocurrir al principio. En el de colon o estómago puede haber pérdida de sangre que no es evidente y esta es otra manera en la que hay cansancio.

4. Cambios en la piel. Estos son algunos síntomas: oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación), coloración amarillenta de la piel y de los ojos (ictericia), enrojecimiento de la piel (eritema), picazón (prurito) o crecimiento excesivo de vello.

5. Cambio en la evacuación o en la función de la vejiga. El estreñimiento, la diarrea o un cambio en el tamaño de las heces fecales por un tiempo prolongado puede que sea un signo de cáncer del colon. Por otro lado, el dolor al orinar, sangre en la orina o cambios en la función de la vejiga (tales como orinar con mayor o menor frecuencia) pudieran estar relacionados con cánceres de vejiga o próstata.

6. Heridas que no cicatrizan. Una llaga en la boca que no se cura puede deberse a un cáncer oral. Si se encuentran en el pene o la vagina podrían ser signos ya sea de una infección o de un cáncer en etapa inicial, y deben ser examinadas por un profesional de la salud.

7. Sangrado. Toser sangre podría ser un signo de cáncer de pulmón, en el excremento podría ser un signo de cáncer de colon o cáncer de recto, sangrado vaginal podría ser cáncer de cuello uterino del endometrio, en la orina podría ser cáncer de vejiga o del riñón, secreción con sangre que salga del pezón podría ser cáncer de seno.

8. Endurecimiento o una masa en cualquier parte del cuerpo. Muchos cánceres se pueden palpar a través de la piel, una masa o endurecimiento puede ser un signo temprano o tardío de cáncer.

9. Dificultad para tragar. La indigestión o dificultad para tragar persistente pueden ser signos de cáncer de esófago, de estómago o de faringe. No obstante, como la mayoría de los síntomas en esta lista, a menudo son causados por otras causas distintas al cáncer.

10. Tos persistente o ronquera. Una tos persistente puede que sea un signo de cáncer de pulmón. Lo aconsejable es visitar a nuestro médico si llevamos padeciéndola más de tres semanas. Mientras, la ronquera puede ser un signo de cáncer de laringe o de la glándula tiroides.

Nota vía BBC