En las personas que sufren una afección que provoca una pérdida de pelo que resulta deformante, un medicamento que se usa para la artritis reumatoide podría hacer crecer de nuevo el pelo, según un pequeño estudio reciente.

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune que provoca la caída de pelo en algunos puntos o completamente, en la cabeza, el cuerpo, las cejas y las pestañas. Los investigadores hallaron que más del 50 por ciento de los 66 pacientes tratados con el medicamento Xeljanz (citrato de tofacitinib) experimentaron un nuevo crecimiento del pelo en 3 meses.

“Existe la esperanza ahora de que tengamos más cosas que decir a los pacientes aparte de recibir consejería y ponerse una peluca”, comentó el investigador principal, el Dr. Brett King, profesor asistente de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

Xeljanz parece funcionar al detener el ataque del sistema inmunitario a los folículos capilares, dijo King. Además, los investigadores han identificado genes que podrían predecir la respuesta de un paciente al tratamiento, señaló.

King afirmó que es dudoso que Xeljanz funcione para los tipos de alopecia más comunes (como la calvicie de patrón masculino), que no son el resultado de una enfermedad autoinmune.

Se desconoce si el hecho de que el cabello vuelva a crecer será algo duradero o cuánto tiempo tendrá que seguir tomando el medicamento una persona, comentó King.

“Es posible que si podemos tratar a las personas durante el suficiente tiempo la enfermedad entre en remisión, pero no lo sabemos”, dijo.

Para realizar el estudio, King y sus colaboradores trataron a los pacientes con 5 miligramos de Xeljanz dos veces al día durante 3 meses. A lo largo de ese periodo, más del 50 por ciento de los pacientes vieron que su pelo volvió a crecer y un tercio de ellos recuperaron más de la mitad del cabello que habían perdido, señaló King. Los efectos secundarios fueron leves, añadió.

King espera que una gran compañía farmacéutica vea estos resultados y financie ensayos de mayor tamaño para buscar la aprobación de la FDA para el uso de Xeljanz como tratamiento estándar para los entre 4 y 11 millones de estadounidenses con alopecia areata.

El tratamiento con Xeljanz es caro y cuesta hasta 40,000 dólares al año. Dado que el medicamento no está aprobado para el tratamiento de la alopecia areata, quizá el seguro no lo cubra para ese uso, dijo King. Pero los médicos podrían convencer a las aseguradoras de que cubran los costos, añadió.

Xeljanz ha funcionado incluso en pacientes que llevaban perdiendo el pelo 5 o más años. El pelo empieza a crecer en un mes, y el crecimiento es significativo, ya que a menudo vuelve a crecer con un grosor y volumen normales o casi normales.

Se necesita más investigación para observar qué tan seguro es el tratamiento, especialmente en los niños, pero estos resultados nos hacen mantener la esperanza de que un tratamiento nuevo, seguro y efectivo podría estar pronto en el horizonte.

Nota vía MedlinePlus.